English

MANGO KEITT (Mangifera indica L.).


GENERALIDADES
Familia: Mangifera indica L.
Especie: Keith.
Origen: Noroeste de la India.
Principales productores: América tropical, el sudeste Asiático y en las islas Filipinas.

 

 El árbol es moderadamente vigoroso, forma ramas largas y colgantes. Este cultivo produce una floración muy aromática y es considerado por expertos como el mejor de los mangos tardios. El fruto del mango Keitt es de forma ovalada con fondo de color amarillo verdodo y un chapeo rosado pálido, es el mayor de los mangos de la Florida, que va desde los 200 gramos a pesos de mas de 1.2 kilogramos, de pulpa jugosa y sin fibra. Debido a que tiene menos color y menos aroma que el de Hayden, Kent, Tommy Atkins o, ante la gente este fruto suele pasar desapercibido por ellos, porque cree que no esta maduro cuando lo que realmente es.

El mango crece en diferentes suelos, desde muy fértiles hasta pobres en nutrientes, siempre y cuando sean profundos, permeables, bien drenados y ligeramente ácidos, con un pH entre 5,0 y 6,8 y un nivel freático por debajo de 2,5 metros.
El mango se adapta en una zona que bordea los trópicos, desde los 23°27' norte hasta los 23°27' sur, con respecto al Ecuador. La explotación del mango en el trópico se hace desde el nivel del mar hasta los 1700 msnm y en el subtrópico, a nivel del mar.
En Colombia el mango se cultiva en altitudes superiores a 1200 msnm, pero con reducida producción y baja calidad. Para que la producción comercial de mango tenga éxito debe estar por debajo de los 600 msnm, con una estación definida de sequía, de 3 meses aproximadamente, para dar lugar a una floración abundante y sana, hasta el desarrollo inicial de los frutos, lo cual ayuda a evitar ataques de hongos a las flores y a los frutos (Goguey, 1993).

La ausencia de lluvias durante el período de floración es el factor más importante para el buen éxito del cultivo de mango. La temperatura óptima para el crecimiento y la producción está entre los 24 y 27°C (PROFRUTALES, 1994). La precipitación media anual debe estar alrededor de los 750 milímetros, humedad que permite el crecimiento de los árboles con poca o ninguna irrigación. Las condiciones climáticas, particularmente la temperatura, determinan el tiempo de floración y la maduración del fruto.
De acuerdo con Galvis y Herrera (1995), el cultivo del mango soporta humedades relativas bajas. Humedades ambientales superiores al 70% interfieren en la  polinización y afectan la sanidad de las frutas. Según la misma fuente, la radiación solar alta favorece la floración, la fructificación, el desarrollo y el color del fruto.
Una adecuada distribución de la radiación, se consigue esparciendo los árboles a distancias no inferiores a 10 metros, principalmente en suelos livianos. Los vientos fuertes provocan la caída de las flores, los frutos y las ramas (Goguey, 1993).

El cultivo del mango enfrenta varias limitantes entre las que destacan las enfermedades como antracnosis y cenicilla; entre las plagas principales la presencia de Moscas de la Fruta que limitan la comercialización de este producto, principalmente en el extranjero; trips, ácaros y hormigas; la alternancia de la producción; el excesivo tamaño de los árboles que restringen las actividades fitosanitarias y dificultan la cosecha; y la concentración de la cosecha entre los meses de junio y agosto que propician una sobre oferta que ocasionan un bajo valor del producto.
Existe gran número de variedades que se diferencian entre sí por la zona de cultivo, el color de la piel, la pulpa, la variedad del sabor, el aroma del fruto, y el tamaño, entre otras características.
Por su contenido en antioxidantes naturales, es una fruta de gran interés dietético y nutricional. Un mango de 300 gramos, cubre la totalidad de las necesidades de un adulto de vitamina C y de vitamina A, y es una excelente fuente de betacaroteno. Contenido medio de fibra.

Calendario de cosecha

ENERO
FEBRERO
MARZO
ABRIL
MAYO
JUNIO
JULIO
AGOSTO
SEPTIEMBRE
OCTUBRE
NOVIEMBRE
DICIEMBRE
 
 
XX
XX
XX